4 de junio de 2007

Crónikeando

LOS CABELLOS DE LA SEÑOTITA DE HUANANO. El lugar mas próximo de Lima para ver un fabuloso festival de cascadas esta en San Jerónimo de Surco, que está ubicado en la provincia de Huarochirí, departamento de Lima a la altura del kilómetro 67 de la carretera central. EL pueblo de San Jerónimo de Surco, un distrito agroecoturístico, Así como se autodefine, está a una hora de Chosica. Los blancos cabellos de una señorita. Los atractivos del lugar pueden ser innumerables, sin embargo cabe resaltar además de las cascadas como Palacala, Huanano, Mortero otros como: apenas al llegar al pueblo una plazuela que es la principal del poblado ,una iglesia que data aproximadamente de la colonia, decorada armoniosamente por la presencia de sus elegantes y verduscos cerros y una pequeña comunidad de casas de arquitectura sencilla que alberga cerca de 1990 habitantes que gozan la paz del fértil pueblo andino, que te trasmite la sensación mediata al arrivar allí de pureza y ruralidad campestre antagónico al muladar que siginifica Lima . Nuestra ruta comenzó el día domingo a las ocho de la mañana, nuestra meta: llegar a la exuberante cascada de Huanano,un lugar muy prometedor para turistas que llegan con las ganas de aventura . El lugar no cuenta con muchos establecimientos para comprar comerciales, así que primero tuvimos que hacer una parada en el parque Echenique de Chosica, donde armamos nuestro arsenal de alimentos para la jornada luego tomamos una combi que nos llevó con destino a Matucana y Surco. Una vez en Surco tuvimos que pagar el derecho de ingreso de S/.2.00 en la gaceta de información turística para visitar cualquiera de las rutas, el guía nos indicó que el circuito es arduo empero superable. Se comienza una caminata suave alrededor de una hora que es la que nos dirige al circuito que va a las cascadas del Huanano, el mas practico. Al comenzar la ruta nos encotramos a cada paso con pequeños riachuelos que nos invitan a seguir con el odiséico pero apremiante camino. Conforme vamos avanzando nos adentramos al valle que contiene las cascadas, el camino es rocoso y algo accidentado, pero este suplicio se amengua gracias a la señalización que ha realizado la municipalidad para mejorar el acceso al lugar, el lugar ofrece guías que si bien es cierto podrían contribuir con la orientación de la serie de cosas que uno pude encontrar en el zigzagueado camino .La presencia de visitantes por esta época es muy poca .lo notamos por la escasez de desechos de alimentos en la ruta. Al parecer Huanano es un destino muy preferido por los amantes del trekking, este deporte que exige cierta rigurosidad de equipos, y es que no esta nada mal contar con unos buenas zapatillas outdorr y un liviano bastón para hacer menos pesada la cuesta. Es medio día, el tiempo es aun generoso con unos veintitrés grados, no hay frío pero si un galopante viento con un buen sol, el físico comienza a cascarrabiar y para los herméticos del vértigo, les tiene una buena respuesta su presión arterial. La parada es justa a cuarenta y cinco minutos de iniciada la ruta, donde descansamos en una pequeña estela con la rubrica “Bienvenido a Huanano”, desembalijamos nuestros viáticos para recuperar las energías. Pareciese que la ruta esta pensada en preservar la limpieza de la misma, pues encontramos cerca de dos baños, unas cañerías de agua para refrescarse la cabeza. En algún momento pensamos en desistir, algo nos hizo cambiar de forma de pensar, fue el encuentro con turistas que regresaban con una imagen remozada de la cascada, pudimos descifrar que el esfuerzo valía la pena, nos enrumbamos nuevamente y seguimos adelante gracias a los alicientes carteles a cada lado que decían: “falta quince minutos para tu destino”, “Huanano te espera”, “Ya llegaste”. La vegetación no deja aun de sorprendernos, la altura tampoco y el rumor de las bajadas de agua con el empedregoso rió nos acompaña melodiosamente. Ya estábamos en el último tramo , solo faltaba atravesar un estrecho sendero que lo puede hacer sólo uno a la vez .Es un hermoso lugar, la vista embeleza a cualquiera, sólo queda ahora lanzarse cuesta abajo las escaleras y penetrar en el vallecito que aloja los cabellos blancos de la señorita de Huanano .A la mitad del descenso hay un mirador de donde es oportuno detenerse a inmortalizar el paisaje con fotografías, además encontramos al anfitrión de la cascada, era un corriente pero amigable can, que sólo nos cobro una regalía significante (algo de conserva de atún) que era innegable. La idea de no encontrar a mucha gente nos fue ajena, pues era mejor disfrutar un lugar el que muy poca gente desconoce. Una vez abajo la caída de casi unos treinta metros de agua te saludaba con un ruido y un aire fresco que invita a sumergirse en el pequeño estanque que crea la catarata entre las inmensas rocas. El viaje amerita armar el ágape del mochilero, (conservas, frutas, gaseosas, agua, jugos, galletas, panes y demás) descansamos en las rocas bajo las copas frondosas de muchos arboles y llenamos nuestros náufragos estómagos. La altura es considerable pues estamos por los 2200 m. s. n. m..Notamos que el lugar no había estado por mucho tiempo solo y que por lo contrario, Huanano forma parte de la bitácora de viaje de varios, puesto que la zona mostraba remanentes de alimentos. Para los practicantes de trekking que encontramos no era más propicio el lugar y su diversión estaba asegurada al igual que la nuestra observándolos. El crepúsculo nos daba la despedida como a las seis de la tarde y el vallecito se iba cubriendo de nebulosa ligeramente, la experiencia había sido espectacular. El regreso se hizo fácil con la satisfacción que nos causo la señorita de Huanano, ya en la plaza central cayéndonos la noche, entramos a una bodeguita, añeja atendida por una amable pero tímida mujer que no confesó su nombre debido a las secuelas que de seguro dejo el terrorismo alguna vez, después nos contó un poco de su natal San Jerónimo, la producción enorme de frutas y vegetales y la crianza de ganados que es con lo que se sostienen económicamente , además noté la carga conmovedora de sus palabras con las que expresó el valor de los lares y del inconmensurable amor que la gente tiene por ellos. Al subir al bus hacia Lima pensé un poco en las palabras de la anciana de la bodegas cierto ¿Cómo no sentir tanto aprecio por tu tierra que además de abrigarte, es bella y admirada por muchos?, entonces comprendí los sentimientos que embargaron aquella mujer. Que de seguro son los mismos que siente la señorita de Huanano por su gente. Escrito por: Juan Xavier Lagos Dueñas Domingo 20 de mayo del 2007

Yesterday, Beatles

Yesterday, Beatles
Yesterday ,cantaba después que me cortaron la Luz,fue culpa mía me tire los ochenta soles jugando Teken Tag y terminándole de pagar al tío del play mi deuda,claro también los aproveché llenando mi albúm de "Los Super Campeones",lo siento mamá,perdoname.un beso y si no estoy en casa, buscame en la casa de Jorge , su papá le acaba de comprar un play 2 nuevo.

La Caja de Pandora

  • http://www.toronja.com.pe
  • http://www.betoortiz.com/
  • El Cartero Jaimito
  • www.heriditafanzine.blogspot.com

intimida- M

Lima, Peru
Monstruo, dragón o serpiente Marino.Aparace en la Vulgata (job 3:8, job 40:20,Isaías 17:1)proviene de la voz griega Leviathan o del hebreo liwyatan y éste de Lyh (girar o torbellino.

Etiquetas

Collage Humana

Collage Humana
Miscelanea Humana

komuna

Loading...